Voluntariado

 In Novedades

Por: Daniela Giraldo. Ayudar al que lo necesita no solo es parte del deber, sino de la Felicidad” (José Martí).

La anterior, es la frase que de una u otra manera resume a groso modo la sensación que cada persona experimenta individualmente al servir, al poner o más bien al ponerse al servicio de los demás, de aquellos que más lo necesitan sin esperar ninguna retribución a cambio.

Hay un dicho que dice: “El que da en abundancia, recibe más de lo que dio […] El que es generoso, prospera; el que da a otros así mismo se enriquece”. Entendido de otra manera, lo que se nos está planteando es como el acto de servir entendido como el conjunto de actividades que buscaban en algún momento satisfacer las necesidades de un cliente evolucionó, se convirtió en la posibilidad de dar y así mismo de recibir, en fin… Se convirtió en una convicción, en un estilo de vida, en ley universal que de manera inexplicable orienta nuestras decisiones, nutre nuestra alma y nos enriquece mental, emocional y espiritualmente.

En la mayoría de los países, estas personas reciben el nombre de Voluntarios y el acto de servir se denomina Voluntariado. El Voluntariado se define como “Las acciones que una persona libre y voluntariamente decide hacer, para apoyar a otras personas. Es sacar un poco del tiempo que se tiene para de manera solidaría aportarles a otros, sin recibir ninguna contraprestación económica ni en especie, salvo la satisfacción de servir”. En otras palabras, un voluntario es un abanderado de las causas sin causa. Por su parte, el voluntariado es el medio que tiene el individuo (Voluntario) para impactar de manera positiva y desinteresada en la vida de otras personas, es la posibilidad de buscar satisfacer las necesidades colectivas no satisfechas.

Hacer voluntariado es tener la capacidad de desprenderse, de compartir con aquellos que menos tienen, es tener empatía. Es ponerse del lado de los más desfavorecidos con la firme convicción de que cada uno puede llegar a ser un superhéroe anónimo sin capa y sin espada, pero con el poder de transformarlo todo. Hacer Voluntariado es tener la capacidad de entender que ayudar a los demás nos hace mejores personas, potencia nuestras capacidades y, algo no menos importante, nos permite soñar con un mundo más equitativo, ecuánime y justo.

Así que la invitación es a SERVIR. Cuando uno da y se da, el que más recibe, el que inevitablemente más se enriquece termina siendo uno mismo… ¡No hay excusas! Como lo expreso en algún momento de su vida la Madre Teresa de Calcuta “Quien no vive para servir, no sirve para vivir”.

 

Recent Posts

Dejar un comentario

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search